¿Cuánto tiempo deben seguir silbando las balas, antes de ser prohibidas para siempre?

imagesLas guerras nunca son legítimas, ni justas, ni justificables. No son justas, porque nadie puede mandar a morir y matar a nadie por defender no importa qué intereses. No son legítimas, porque ninguna ley puede decretar lo que básicamente es injusto, y no son justificables, porque nadie puede justificar la muerte de miles de inocentes. Las instituciones internacionales no están para legitimar una guerra, sino para evitar que éstas se produzcan.

Señores de la guerra, cómo tienen la desvergüenza, ¡malditos señores de la guerra! de hablar de dictaduras, cómo se atreven a hablar al mundo de democracia, cuando con su apoyo han fomentado decenas de dictaduras cargadas de muerte. Y cómo se atreven a nombrar la justicia y la libertad.

«¿Cuánto tiempo deben seguir silbando las balas, antes de ser prohibidas para siempre?» (Dylan). ¡Desarme obligado y apertura de fronteras! ¡Que ningún gobierno malhechor levante un arma o establezca una frontera en mi nombre!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.