Intercambios

La pestaña “Intercambio” de nuestra página web, promueve entre el colectivo de yay@s, el Intercambio de habilidades y trueque

Los intercambios de habilidades hacen referencia a un intercambio de horas dedicadas y horas recibidas.
Trueque son transacciones directas (intercambios de objetos) o en moneda social: El flautí (La aproximación al valor de 1 flautí se estima equivalente al valor de un par de calcetines o de una caña con tapa)
Hasta el momento, el desarrollo del intercambio y trueque se ha realizado solo entre un puñado de personas que

DEMANDAN
Taller de cestería
Formación en conocimiento de variedades de setas
Formación en conocimiento de plantas medicinales y comestibles
Taller de bricolage (nociones preliminares para convertirse en «manitas»)
Aprender salsa y bailes, en general
Aprender cocina
Comics de Rompetechos
Masajes terapeuticos contra el dolor muscular

OFREZCEN
Conversación en inglés
Charla «Cómo hablar de sexo»
Dinámicas de grupo
Jabones caseros de canela
Taller de cocina:Ceviche, cuscus y tabule
Escalera de metracrilato que se cuelga del techo
Plantas de aloe vera

Pero existe otro montón montón de posibles habilidades a ofertar o a demandar:
Cocinar para grupos.
Entrenamiento en nuevas tecnologías.
Excursiones a la sierra de Madrid guiadas.
Técnicas de ganchillo, punto o costura
Restauración de muebles.
Intercambio de casas para vacaciones
Conejos de caza
Algún producto agrícola de temporada

Os animamos a entrar en la página y a remitir vuestros datos con lo que queréis ofertar y demandar. Luego, no os preocupéis porque no hay nada obligado: Las personas interesadas en el intercambio tendrán que acordarlo y negociarlo previamente.

¿Hablamos del tema en la próxima asamblea?

Un comentario en «Intercambios»

  • el 16 septiembre, 2013 a las 12:06
    Enlace permanente

    Me parece muy interesante el tema de los intercambios, no sólo por lo que puede suponer de ahorro económico y variedad de ocio entre otras cosas sino sobre todo por lo que supone de cambio de mentalidad, de pasar de una sociedad consumista dirigida por los mercados, los políticos, la banca, las multinacionales, a una sociedad donde el compartir, la autogestión, el apoyo mutuo sean los nuevos valores que ayudarán a transformar la sociedad. Cierto que la situación en la que vivimos nos obliga a ser fuertes en la protesta, pero no debemos olvidar los aspectos constructivos que apuntan al futuro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.