Un imbécil y 11 millones de votantes

images (1)El Presidente Mariano Rajoy es un imbecil. Por Albano Dante Fachin

De verdad. Creía que ninguna declaración de Mariano Rajoy me podía sorprender. Desde aquellos hilillos de plastilina del Prestige hasta hoy han pasado muchas cosas: el “salvo alguna cosa”, el “la segunda ya y tal”, lo del plasma… Después de asistir a todo eso yo me creía ya inmune a cualquier cosa que hiciera o dijera Rajoy. Pero me equivocaba.

Cuando empecé a ver los primeros tuits sobre Rajoy, el funeral de Mandela y el mundial lo primero que pensé es que o se trataba de un mal entendido o de una frase quitada de contexto. Pero al cabo de media hora tanto Twitter como Facebook hervían con el tema y decidí ver que estaba pasando. Y Rajoy me volvió a sorprender. Lo pondré por escrito porque aún no me lo puedo creer. Transcribo literalmente. Impresiona:

 

Locutor RNE: Usted podrá comprobar el ambiente tan especial que está viviendo esta ciudad y este país para despedir a todo un icono del siglo XX.

 

Mariano Rajoy: Pues si. He visto algunas imágenes de televisión aquí en el hotel y realmente es impresionante… este estadio de fútbol en el que se va a despedir a… a… Mandela, pues es el estadio donde España además se proclamó campeón del mundo en su día frente a Holanda de fútbol (sic) no? Eh… con lo cual pues es realmente un momento muy bonito y muy emocionante y es uno de los… el lugar es más emblemático por estas razones de Sudáfrica y lo será más en el futuro, después del acto de hoy.

 

Este es el imbécil de nuestro presidente: Mariano Rajoy. Y lo digo así porque hasta hoy, siempre albergué la esperanza de que el hombre fuera solamente malo. Lo de los “hilillos” se podía explicar para intentar tapar una mala gestión del Gobierno. Lo del “salvo alguna cosa” y lo de “la segunda ya y tal” se podía explicar por la enorme presión a que estaba sometido y por las profundas implicaciones políticas del caso Bárcenas. En lo del plasma muchos vimos un acto de desprecio del presidente por la transparencia y el periodismo… Pero lo de hoy no deja lugar a dudas: el presidente Mariano Rajoy es un imbécil.  Porque el funeral de Mandela no era un acto complejo políticamente, nadie esperaba que dijera nada relevante y no había presión periodística alguna. Sencillamente un periodista puso el micrófono abierto a un imbécil  y éste se comportó como tal: como un alelado. Como un falto de razón.

 

Hasta hoy pensaba que Rajoy era un cabrón que formaba parte de un maquiavélico plan para dominar y saquear España. Hoy ya tengo claro que es sólo un imbécil. En este punto no puedo evitar recordar el Principio de Hanlon que advierte: “Nunca atribuyas a la maldad lo que puede ser explicado por la estupidez”. Viendo a Rajoy parece que el tal Hanlon tiene razón.

 

Aún así, me resisto a pensar que todo lo que vivimos y padecemos se pueda atribuir sólo a la imbecilidad de Rajoy. En este país hay un montón de cabrones -muy listos- que se están hinchando a ganar dinero gracias al imbécil de Rajoy. Pero aún así lo que no se explica es que estos cabrones tan listos hayan elegido a un imbécil como Rajoy para que los ayude a saquear este país. O tal vez es tan sencillo como admitir que a este imbécil lo han elegido 11 millones de votantes.

 

2 comentarios en «Un imbécil y 11 millones de votantes»

  • el 16 diciembre, 2013 a las 21:30
    Enlace permanente

    Y si hace el imbecil aposta para demostrar que obedece las ordenes que le dan. Estos hacen los deberes y el curro antes. Poner el pais a saldo, «que solo ellos pueden modificar legalmente este pais», mientras mantengan la mayoria de los escaños parlamentarios, para desmantelar y malvender las infraestruturas comunes que teníamos. De ello se aprovechan ellos, y los avariciosos que les pagaron la carrera politica y las campañas electorales

    (quien dice que la gente vota lo que quiere, o piensa en quien vota,,, creo que muy pocos, desde luego menos de la mitad de los posibles votantes)

    de cuyo exito se consigue ese poder y el dinero. Toda una victoria politica con un suculento botin que asombrara a otros que hacen el mismo trabajo en otras zonas geográficas, a expensas del bolsillo de los españoles. Y tras gobernar ocupan sillones de alto ejecutivo de grandes empresas , a las que beneficiaron en su dia o prevaricaron a favor de sus empresas hermanas en el mercado de las finanzas. Es el momento de cobrar el trabajo hecho y el negocio listo.

    Los hay que no esperan ese momento y se embolsan los euros mientras que ejercen y cobran por nuestros votos o por «delegacion de los electos con nuestros votos» en un puesto de alta direccion en las administraciones publicas españolas. Estos descartemoslos por burros y avariciosos. A mi me gustaria que todos tuviesen un juicio limpio y rapido, para recuperar esa parte de lo robado. Hay muchos otros que se suman al grupo de esquilmadores y ladrones principales. Por lo que pueda caer ahora (en euros) o en el futuro como servicios prestados con discrecion. Estos estan mas organizados y adoptan decisiones que benefician al grupo principal en agilizar el proceso.

    Ese 1% y 9% de la sociedad nos reduce unilateralmente nuestra riqueza privada y publica. Somos estadisticamente mas pobres que antes, y ahora es habitual obligar a que se acepten nuevos contratos en los que se alarga las horas y se reduce sustancialmente sus ingresos, para agilizar el proceso de saqueo privado de las rentas del trabajo. Hay que desalojarles de sus escaños y no van a dejarse. El 90 % con capacidad de votar tambien podria ocupar un escaño con mayor dignidad y acierto que lo que hemos sufrido en las ultimas legislaturas cuando cada uno se ocupaba de lo suyo y la democracia se mantenia por si misma. El potencial de candidatos para ocupar las plazas en liza en las elecciones legislativas europeas, nacionales, regionales de el 90% de la poblacion que nos interesa es muy grande. Deberian salir un batallon de mujeres y hombres a los que podriamos votar. Y ganar las elecciones. Neutralizar al esquilmador y recuperar la dignidad perdida como grupo humano.

  • el 16 diciembre, 2013 a las 23:56
    Enlace permanente

    Presidente, sus lagunas de memoria, grandes y dañinas, espero que su » niña de los chuches » Recuerde como era ir al cine con sus papas y sus chuches.. porque ya no puede, los impuestos, sus padres en paro y sin posibilidades. Engaño a sus votantes y estafo al resto, de los votantes.
    Como dice el refranero, (esperemos que este mal no dure mas de esta legislatura.)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.