Contra las violencias machistas, tres fechas claves: 7N, 25N y 20D

Artículo de Isabel Mastrodomenico , Agente de Igualdad

dscn9379A estas alturas es raro encontrar alguien que no se haya enterado ya que el 7N el movimiento feminista, a nivel estatal, convoca a una gran manifestación contra las violencias machistas; bueno, salvo el señor Albert Rivera, quien justo ese día le ha dado por presentar su programa político, dejando claro que este asunto no va con su partido.

 

No pretendo describir las razones por las cuales se hace este llamamiento, pues ya muchas compañeras las han enumerado, explicado y evidenciado por diversos canales. Aun así, si quieren conocer más sobre ello y/o adherirse al manifiesto que la respalda, pueden entrar en la web marcha7nmadrid.org, donde queda claro por qué urge que ésta sea una cuestión de Estado.

 

Esta convocatoria, que ha significado la unidad del movimiento feminista, ha fijado el 7N como un día clave en sus reivindicaciones y exigencias, tanto al Gobierno como a los demás partidos políticos, que desde los distintos organismos legislativos tienen las herramientas para desarrollar acciones que detengan esta barbarie.

 

Y es aquí donde quiero hacer énfasis: el 7N llenaremos las calles de Madrid en una movilización que, sin duda, será masiva e histórica, exigiendo acciones reales contra las violencias machistas y el cumplimiento de la ley. Pero no olvidemos que el 7N es esa parte del camino en el que sumamos nuestras fuerzas, para que esta lucha continúe con vigor y constancia en los días siguientes.

 

Dieciocho días después, el 25N, conmemoramos el Día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, la cita anual en la que el feminismo global dedica sus acciones a evidenciar la constante vulneración de nuestros Derechos Humanos y la necesidad de erradicar las violencias machistas.

 

Veinticinco días después, el 20D, la ciudadanía española tiene una cita en las urnas para elegir a quienes podrán cambiar esta situación insostenible, a través de políticas que sean tan reales como eficaces.

 

La semana pasada, en Córdoba, celebramos el XXVI Feminario de la Plataforma Andaluza de Apoyo al Lobby Europeo de Mujeres, y junto a mi querida compañera de camino, Ángela Escribano Martínez, llegamos a la conclusión de que “las acciones no pueden parar. Debemos ver el 7N como un gran paso que nos lleve hasta la puerta de una importantísima reflexión de cara al 20D”.

 

Sí, el 25N será una parada necesaria para seguir evidenciando la necesidad de actuar y posicionarnos como ciudadanía, que posteriormente se reflejara los votos del 20D, en especial los de las mujeres.

 

¡Atención! No nos valen unas fotos en las dependencias del 016 cuando se arrastran cuatro años de recortes en los presupuestos para la prevención y la atención de la violencia contra las mujeres. Tampoco nos valen discursos llenos de un vocabulario que muchas veces ni ellos entienden, porque el asunto de la igualdad entre mujeres y hombres ni lo tienen interiorizado ni les importa. La problemática de las violencias machistas es un tema del que muchos hablan mecánicamente, sin fondo e intención, con el único fin de atraer votos.

 

Una vez más, como ya ha sucedido en varias ocasiones, las mujeres tenemos la llave para decidir quién llegará a la Moncloa. Para esto tendremos que fijarnos en quién asume y prioriza las políticas de igualdad entre mujeres y hombres -que conlleven la erradicación de las violencias machistas- en sus programas. Pero cuidado, que en época electoral se cuentan muchos cuentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *