Yay@s y agroecología

Yay@oflautas inicia una andadura de comunidad de producción agroecológica y  mercadeo de trueque.

De la wikipedia:

la Agroecología incorpora un enfoque de la agricultura más ligado al medioambiente y más sensible socialmente; centrado no sólo en la producción sino también en la sostenibilidad ecológica del sistema de producción. Respecto a la agronomía clásica en la agroecología se introducen tres elementos que resultan claves: la preocupación medioambiental, el enfoque ecológico y la preocupación social.

La preocupación ambientalista surge a raíz de la constatación de los efectos que sobre el medioambiente está produciendo la generalización de un modelo de agricultura química, que se fundamenta en el uso intensivo del terreno de cultivo, en una alta incorporación de insumos y, por tanto, de energía. La visión ecológica se basa en considerar los terrenos de cultivo como unos ecosistemas, dentro de los cuales también tienen lugar los procesos ecológicos que suceden en las formaciones vegetales no cultivadas. Si para la ecología el objeto de estudio es el ecosistema, para la agroecología su objeto ha de ser el agrosistema —o agroecosistema—; el cual puede ser definido como un conjunto de componentes físicos y sociales, unidos o relacionados de manera tal que forman una unidad, un todo cuyo objetivo básico no es otro que la producción de alimentos de manera sustentable. Esta visión interesa especialmente a la creciente agricultura ecológica, convirtiéndose así la Agroecología en el referente de quienes practican ese modo de producir alimentos. La perspectiva social, económica, política y cultural, se incorpora en la agroecología al constatar que en la agricultura los factores socioeconómicos y políticos, influyen decisivamente en las estrategias y decisiones de los agricultores.

Igualmente en la definición de esta nueva ciencia influyeron de manera importante los trabajos desarrollados desde las perspectivas de la Antropología y la Geografía, para describir y analizar las prácticas agrícolas de los pueblos indígenas y los campesinos tradicionales y, en especial, para desentrañar cuál era la lógica que se aplicaba en estos agrosistemas, basándose para ello en la recuperación de la tradición oral.3 Los sistemas tradicionales mostraban una preocupación por el uso de los recursos para la subsistencia no centrándose en exclusiva dentro del campo de cultivo, sino manejando a la perfección las interacciones dentro del propio cultivo, y entre el cultivo y el medio circundante. El análisis de los sistemas indígenas y tradicionales proporcionó a la agroecología herramientas conceptuales y prácticas para proponer alternativas a la agricultura industrial.

El enfoque de la agricultura convencional siempre ha buscado incrementar la producción de cosechas agrícolas sin considerar las consecuencias posteriores sobre el ambiente en el que se practica. Así ocurre, por ejemplo, con la labranza intensiva del suelo, práctica de monocultivo, uso indiscriminado de fertilizantes sintéticos, el control químico de plagas y arvenses, uso intensivo de agua de pozos profundos para la agricultura y la manipulación genética, entre otras prácticas de la agricultura moderna.

Estas son prácticas promovidas y aplicadas bajo el enfoque de la agricultura denominada convencional. No se debe descuidar y negar que la aplicación de las prácticas e innovaciones tecnológicas convencionales incremente la producción agrícola, pero tampoco se puede negar que su práctica en actividades agrícolas deteriora los recursos naturales en forma considerable y ocasionalmente irreversible.

El deterioro de la cubierta vegetal, la erosión del suelo (eólica, hídrica, de fertilidad), el incremento de la salinidad de los suelos, disminución considerable de los mantos freáticos, la pérdida de diversidad agrícola biológica y genética, la resistencia constante de plagas y enfermedades agrícolas, el azolve de presas, las inundaciones naturales, la eutrofización de lagos y la contaminación del aire, son algunas de las múltiples consecuencias de la agricultura basada en agroquímicos y en el uso de grandes cantidades de energía.

Ante los múltiples factores negativos de la agricultura convencional, emerge la concepción de la agroecología, y la tecnología de la agricultura ecológica, que promueve la producción agrícola conservando los recursos naturales elementales de la producción de alimentos tales como el suelo agua y biodiversidad. Estas acciones se basan en el respeto a las comunidades rurales (quienes aportan el material genético mejor adaptado a las condiciones locales) y a los principios éticos y humanos en la realización de estas actividades.

 En comentarios a este post, podéis indicar, cada cual, datos sobre la producción que ofrecéis y la que demandáis, además de incluir consejos de buenas prácticas.

8 comentarios en «Yay@s y agroecología»

  • el 3 febrero, 2014 a las 12:44
    Enlace permanente

    Muy interesante, sería conveniente enterarnos donde se pueden adquirir productos ecológicos sin trampa ni cartón, que aquí tambien puede haber gato encerrado, difundirlo y a la vez ayudar a los agricultores que de verdad defienden el medio ambiente y la salud de los consumidores.

  • el 3 febrero, 2014 a las 13:13
    Enlace permanente

    Totalmente de acuerdo con Charo. Hay algunas metas divertidas, como puede ser el autoabastecimiento, el alejarnos en lo posible de la sociedad de consumo y sobre todo el respeto al medio ambiente. Por motivos económicos, si, pero no sólo o de forma prioritaria.
    Pues vamos a empezar con el suavizante para la ropa. Es de suponer que ya no utilizamos ningún detergente comercial. Contaminan una barbaridad. En algunos sitios el agua con la que se lava la ropa si usamos jabón artesanal SIN ADITIVOS QUIMICOS, se reutiliza para regar los cultivos.
    Mezclamos en una botella medio litro de agua y medio litro de vinagre de vino blanco, añadimos una cucharadita de bicarbonato a la mezla, se agita bien y se usa como un suavizante normal. La ropa no huele para nada a vinagre. Si estamos muy finos, podemos añadir unas gotas de aceite esencial, el que más nos guste. No hace falta que sea del buenísimo, vale cualquiera. Yo lo he probado con aceite esencial de lavanda y deja un olorcillo muy agradable. Probadlo y me contais

  • el 3 febrero, 2014 a las 13:24
    Enlace permanente

    Muy bien!!…la droguería autogestionada va de lujo…Dulce se ha puesto unas buenas pilas anticontaminantes…recetas sencillas, caseras, facilísimas….toda yay@alandia a ello….depuremos el planeta y regalemos a hijos y nietos formas de vivir respetuosas y sostenibles.

  • el 4 febrero, 2014 a las 11:32
    Enlace permanente

    Tengo la sensación que cuanto más nos adentramos en el «bosque» descubrimos más formas de autogestionarnos, cooperar, pensar en una forma distinta de consumir, de producir, de relacionarnos con la naturaleza. Pocas veces lo hemos hablado pero es cierto que además de derechos, libertades y una sociedad más justa, los mismos que amenazan los logros en esta dirección son los que amenazan también el planeta tierra(calentamiento global,distintas formas de contaminación) con la obsesión de la rentabilidad, el beneficio, el crecimiento. Todo este expolio y sometimiento no podrían realizarlo sin nuestra colaboración, sí, nosotros les ayudamos, de ahí la importancia de la no-colaboración, que nos puede llevar a formas a veces no imaginadas pero al alcance de la mano. Hay que denunciar los abusos y las injusticias del poder, pero no podemos esperar a que ellos lo arreglen, tenemos que empezar aunque sea a pequeña escala y con múltiples contradicciones, a vivir el mundo que soñamos para nuestros hijos y nietos.

  • el 5 febrero, 2014 a las 16:41
    Enlace permanente

    Pues empecemos con la caléndula, que es una planta muy fácil de cultivar y que está al alcance de todos.
    El momento de recoger las caléndulas es un día seco, a primera hora de la mañana cuando no quede rocio en la planta. Para conservarla, lo mejor es secarla y para ello colocaremos las flores en bolsas de papel con los pétalos hacia abajo, colgaremos la bolsa al sol y esperaremos 15 días. Luego ya se puede triturar. Con las hojas, lo mismo.
    Antes de ponerlas a secar tenemos que asegurarnos de que no tengan bichillos. Una vez secas, se guardan en un recipiente hermético y a osucras. Vale cualquier armario.
    Se puede utilizar en infusión, en unguento, en aceite….
    En infusión es util en resfriados y gripes, ya que entre otras cosas, aumenta la sudoración. Las infusiones frías son útiles en caso de ulceras y herpes labiales y en amigdalitis haciendo gargarismos.
    El cocimiento de caléndula se realiza con 10 cucharaditas de hojas secas en un litro de agua dejando hervir durante 10 minutos.
    La caléndula tiene pocas contraindicaciones. Primeramente, los casos de alergias. Y tampoco debe usarse en mujeres embarazadas y madres lactantes. Parece que puede ser ligeramente abortiva aunque no hay estudios suficientes para asegurarlo.
    Otro día hacemos unguento, aceite, preparado para otitis…, vale?

  • el 5 febrero, 2014 a las 16:52
    Enlace permanente

    Bueno, y ya puestos, una propuesta. Para hacer las cosas necesitamos una serie de ingredientes básicos, que normalmente se usan en cantidades muy pequeñas. Asi que propongo que hagamos un banco de ingredientes o bien que cuando alguien haga algo lo haga para todos, de manera que aprovechemos convenientemente los recursos.
    Por ejemplo, si necesito una pequeña cantidad de aceite de coco para hacer un desodorante y compro un litro, me cargo gran cantidad de plantas en algo que va a quedar dormido en un estante. Pero si somos varias las personas que queremos hacer el desodorante natural con aceite de coco, ese litro será muy bien utilizado y ninguna planta será destruida para nada. Habremos utilizado bien los recursos, la naturaleza nos lo agradece, el sobaco nos lo agradece, el bolsillo nos lo agradece…. Qué os parece?

  • el 6 febrero, 2014 a las 13:30
    Enlace permanente

    Una cosa,por que no hacemos un grupo que se dedique al tema ecológico????
    Puede buscar alguien que nos suministre fruta y verdura ecológica de verdad,que le divierta hacer el suavizante que dice Dulce y ofrecérselo a los demás Yayos,que hagan Jabón de la lavadora y jabón de la cara y todo lo que se nos ocurra o sepamos hacer o aprender.Hay alguna persona que este interesada???? o pensáis que es una chorrada? Estoy dispuesta a aceptar todo tipo de criticas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.