El pensamiento de Carlos Taibo sobre República, Democracia directa, Acción directa y Autogestión

search-3

República:

“No me cuesta ningún trabajo admitir que la república tendría la innegable virtud de acabar con una institución lamentable como es la monarquía. No acierto a identificar, sin embargo, ninguna virtud más”, declara mientras recuerda  que Portugal Francia e Italia son repúblicas, cuyos panoramas políticos, económicos o sociales no distan mucho del español. “Algo que me invita a concluir de manera rotunda que los principales problemas que tenemos que encarar no los resuelve el procedimiento de delegación que implica un régimen político, pues la república es, en su trama fundamental, muy similar a la monarquía”.

 

Democracia:

“La opción a la pseudodemocracia que sufrimos, es una democracia directa no delegativa que proporcione al mundo la acción directa, en la cual las personas que la desarrollan conservan en plenitud una capacidad de perfilar medios que se adapten escrupulosamente a los fines que se desea alcanzar” explica. Y para ello es necesaria la “autogestión. “Se pueden desplegar prácticas autogestionarias en todos los órdenes de la vida”.

 

Autogestión:

“Defiendo lo público lo público, pero lo público autogestionado y socializado, que no es lo mismo que lo público estatalizado porque lo público estatal no es ninguna garantía de nada”

 

Trasformaciones para el cambio:

“Decrecer, desurbanizar, destecnologizar, despatriarcalizar y descomplejizar”. En cuanto al primero de ellos, Taibo asegura que “no parece que tenga mucho sentido que aspiremos a seguir creciendo ilimitadamente”. En este punto, señalaba que “la huella ecológica del estado español es de 3,5 puntos, lo que significa que para mantener las actividades económicas existentes se necesita tres veces y media su territorio”. ¿Cómo se resuelve esto? “A través de una represión inaudita ejercida sobre los derechos de los integrantes de las generaciones venideras y a través de una presión no menos inaudita y desoladora sobre los derechos de muchos de los habitantes de los países del sur”, y aboga también por “una recuperación de la vida local y rural”

 

Sobre “destecnologizar” advierte del peligro de las “ilusiones ópticas”. “Tenemos 5000 amigos en facebook, a los que 4983 no vamos a conocer nunca. Sin embargo, encendemos el ordenador y tendemos a pensar que este país se encuentra en plena ebullición revolucionaria. Pero no. Son nuestros amigos quienes están bullendo, pero me temo que el país registra tramas un poco más complejas”, declara. Respecto a “despatriarcalizar”, Taibo insta a tener en cuenta que “el 70% de los pobres existentes en el planeta son mujeres y si no encaramos este problema nos estamos perdiendo”.

 

Por último, para “descomplejizar” nuestras sociedad el profesor se pregunta: “¿Qué pasaría si a un país como este dejan de llegar los suministros de petróleo? Todo esto se desmorona de la noche a la mañana”, decía. Así, Taibo defiende su idea de que “el sistema se va adentrando a marchas forzadas en una etapa de crisis terminal”. Sin embargo no aprecia “ninguna conciencia en nuestros gobernantes en lo que respecta a los retos ecológicos derivados de las crisis económica”, recrimina a la vez que insta a salir “con urgencia” del capitalismo; “lo que implica construir espacios autónomos en los cuales apliquemos reglas de juego diferentes de las que nos imponen”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.