Nos asfixiamos

La contaminación del aire respirado en Madrid y área de influencia (Alcobendas, S Sebastián de los Reyes, Corredor del Henares) aumenta nuestra probabilidad de adquirir una afección cardiovascular grave. Por el mismo motivo ha aumentado la probabilidad (El Pais  6 febrero 2013 página 35) de que nuestros nietos nazcan con menos peso , más frágiles.

Es importante no dejar en segundo plano a las personas que se ven afectadas por el aire que ha pasado antes por Madrid. La contaminación va cambiando  su composición desde el momento que sale por los tubos de escape y de las ruedas de los vehículos, hasta que llega al aire que respira una persona situada en un lugar “aguas abajo” (es decir por donde pasara la nube tóxica movida por el viento). Al llegar contienen mayor cantidad de ozono, resultado de las reacciones entre gases contaminantes y la luz solar. La persona que respira en su ciudad aire emanado de Madrid sufre unos ataques químicos en mayor dosis que los madrileños que la provocaron (o lo permitieron) por lo que su morbilidad será mayor. Espero que convengamos en que no debemos contribuir a la intoxicación masiva y constante de los vecinos que habitan o trabajan , pasean por los parques del Corredor del Henares.

En el orden institucional el Ayuntamiento de Madrid tiene la responsabilidad ante la Unión Europea de la calidad del aire en Madrid y en informar periódicamente los valores de contaminantes registrados. Los  que habitamos la ciudad respiramos ese aire sin darnos cuenta que sus efectos son acumulativos y hasta que no quiebra nuestra salud no nos paramos a pensar por qué tanta gente está fatal. Pagamos unos impuestos al Ayuntamiento de Madrid y esta nube tóxica casi permanente es lo que nos ofrece a cambio. No obstante en algunas zonas de Madrid los niveles de contaminación pueden ser muy elevados (“puntos calientes”) con lo que según los barrios se paga el mismo IBI o Impuesto de Radicación pero se respira un aire mucho más tóxico.

Casi todo este tipo de contaminantes se producen al utilizar combustibles fósiles para el transporte y calefacción de edificios. El Ayuntamiento puede regular el grado de pureza del diesel utilizado en las calderas y los surtidores para vehículos. Esta sería una medida que contribuye en gran manera a disminuir la cantidad de aerosoles finos ( PM10 y PM2,5) que se emite al aire de Madrid. La inspección  y medida anual de los gases emitidos por la caldera de la calefacción debe ser suficiente para clausurar las que emitan por encima del máximo admitido.

El Ayuntamiento de Madrid  puede regular el tráfico y re canalizarlo para evitar “ puntos calientes” así como disminuir la velocidad de circulación con lo que disminuiría la contaminación. El Ayuntamiento de Madrid puede cerrar parcialmente o totalmente la ciudad a los vehículos con motores de combustión interna en cuanto exista un pronóstico meteorológico de  inversión térmica prolongada y subsidencia de aire (anticiclón) por lo que la contaminación aumentará hora a hora sin tener forma de diluirse. LA CALIDAD DEL AIRE ESTÁ EN MANOS DEL Ayuntamiento de Madrid y no ha mejorado en 20 años. Son unos incompetentes capaces de avenirse con sus controladores europeos que con ello nos están estafando a los madrileños.

En los últimos 100 años el automóvil ha sido un icono del desarrollo industrial. El mundo que rodea al parque de automóviles que tenemos es una fracción importante de la economía madrileña. Desde hace años debíamos haber cambiado a otros medios de transporte y otros procesos para la generación de energía térmica (calefacción) y electricidad que no impliquen quemar con escasa eficacia combustibles fósiles a altas temperaturas; no sólo porque contaminan si no por lo que nos cuesta a los españoles importarlo.. Los fabricantes de automóviles saben producir vehículos que contaminen mucho menos que los actuales pero mientras no se vean forzados por la competencia seguirán colocando el producto actual que les reporta un mayor beneficio a corto plazo. Los distribuidores de combustible podrían hacer un esfuerzo en desarrollar combustibles líquidos compatibles con los motores actuales que generasen menos contaminación.  El parque de automóviles de Madrid esta envejecido y lo estará más si salimos de la crisis económica. Podemos tener un Madrid más limpio-

Por qué nos asfixiamos con el aire de Madrid

“Respira aire limpio y sin riesgos para la salud es un derecho inalienable de todo ser humano” Ecologistas en Acción (http://www.ecologistasenaccion.org/ Contaminación del aire y salud  Agosto de 2006) En este trabajo se describen los principales gases contaminantes y sus efectos sobre la salud.

Los efectos perjudiciales de respirar aire con la composición química de los ambientes urbanos contaminados se obtienen tras laboriosas investigaciones epidemiológicas. En ocasiones se utilizan para proponer unos límites a partir de los cuales no se considera aire respirable. Finalmente unos terceros , en Bruselas, establecen los límites europeos. Y las autoridades locales se los saltan como si no fuera con ellos. La atención primaria y de urgencias se llena de gente afectada.

Recientemente (2011) la Sociedad Española de Epidemiología nos ha informado a la población “Ante las alertas relacionadas con la contaminación atmosférica que afectan a numerosas ciudades españolas”: 1)  La contaminación atmosférica provoca efectos adversos sobre la salud, 2) La reducción de la contaminación atmosférica mejora la salud de manera objetiva, 3) Existen medidas que pueden disminuir la exposición a los contaminantes atmosféricos. Al final del escrito instan a “implantar medidas que conlleven una reducción efectiva de la contaminación atmosférica (Sociedad Española de Epidemiologia 16/02/2011 ww.seepidemiologia.es/…/Comunicado%20SEE%20contaminación….

Si las autoridades municipales redujeran en un 20 % la contaminación ambiental evitarían un 3% de muertos en Madrid y Barcelona (en sus áreas de influencia posiblemente el porcentaje sea más alto) (http://www.que.es/barcelona/201102101739-barcelona-evitaria-muertes-reduciendo-contaminacion-epi.html). Naturalmente los más débiles (ancianos y niños) y en peores condiciones socioeconómicas se llevan la peor parte.

Los ancianos ya no regeneramos nuestro organismo con la rapidez que tenían costumbre, los tejidos pulmonares y vasculares tardan mucho en regenerarse tras ataques con gases enormemente agresivos como el ozono ( Mecanismos patogenéticos. Evaluación del riesgo asociado a contaminantes del aire  http://www.scielo.cl/pdf/rmc/v132n6/art14.pdf Rev Méd Chile 2004; 132: 761-767)  En este trabajo se puede profundizar más sobre como creen los científicos que ocurre el daño en los individuos.

Los niños que se están desarrollando respiran un aire casi igualmente contaminado en sus casas , en las guarderías, en el paseo por el parque. Aire con mayor concentración lo respiran cuando estén en las aceras o cruzando la calle, en el interior del autobús o del vehículo que circula por la misma. El niño respira 24 horas al día gases que contienen cantidades aparentemente insignificantes ( suelen expresarse en ppm partes por millón. Una molécula de contaminante por cada millón de moléculas en ese aire, la medida correcta es microgramos por cada metro cúbico de aire). Esas moléculas (que aun así son millones de ellas) entran en su organismo cada día. Pero a pesar de la escasa cantidad ingerida , pronto se alcanzan cantidades que ya sabemos que alteran negativamente los tejidos en desarrollo (por eso se llaman gases tóxicos a estos que están en proporciones de gases traza).

 Foto de Qué.es
Foto de Qué.es

En un trabajo epidemiológico del Hospital Uribe queda clarísimo la mayor propensión de ancianos y niños a perder la salud ( y en ocasiones la vida) en episodios de aire contaminado  (BOLETÍN EPIDEMIOLÓGICO MENSUAL DE LA RELACIÓN ENTRE CALIDAD DEL AIRE Y SALUD. Hospital Rafael Uribe Uribe E.S.E.Julio 2012 Número 1). En esta lucha por lograr Madrid con aire respirable nuestros nietos y los mayores seremos los beneficiarios en primer lugar, dejando de trasladarnos a los hospitales cada vez que el caos circulatorio madrileño haya emporcado en exceso el aire)

La sociedad española de Neumología advierte que las mascarillas no protegen de la polución y hacen recomendaciones a los ancianos para que paseen por los parques alejándose de autopistas y aceras , y previene sobre los efectos de la realización de ejercicio intenso en el interior de la ciudad (OTR/PRESS06/02/2011)

Y no mentamos el efecto de la contaminación urbana sobre la vegetación de nuestras casas y balcones, calles y parques, porque hay much@s yay@s muy sensibles a sus plantas y a las que comparten con el resto de las personas que habitan Madrid. Pero tal como nos informa una pagina web del ayuntamiento de Madrid los efectos son deletéreos (http://www.mambiente.munimadrid.es/opencms/export/sites/default/calaire/Anexos/Efectos_de_la_Contaminacion.pdf

Iñigo Aguirre de Carcer

3 comentarios en «Nos asfixiamos»

  • el 7 febrero, 2013 a las 16:09
    Enlace permanente

    Botella, cuando era concejal de Medio Ambiente, y consejera de lo mismo del gobierno regional, ya dijo que el aire de Madrid estaba pero que muy bien.

  • el 8 febrero, 2013 a las 17:58
    Enlace permanente

    El aumento de la contaminación,es origen de muchas enfermedades ambientales entre las que no sólo se encuentran las enfermedades del aparato respiratorio, sino otras también muy severas como la sensibilidad ambiental y química múltiple.

    Se calcula que en España 450..000 personas padecen algún tipo de patología ambiental, unas dolencias derivadas de la sobrecarga tóxica generadas por factores de origen ambiental y que generan una disminución de nutrientes en nuestro organismo.

    Estan saliendo cada vez más , numerosos casos de personas afectadas de Sensibilidad Química y ambiental Múltiple (SQM) dolencias relacionadas con el medioambiente.

    El aire contaminado puede entrar en los pulmones, pasar a la circulación sanguínea y provocar cardiopatías, cánceres del pulmón, casos de asma e infecciones respiratorias, y según la OMS, los efectos más graves de la contaminación del aire se observan en las personas que ya están enfermas, los niños y las personas de edad.

  • el 9 febrero, 2013 a las 07:55
    Enlace permanente

    Muy buen trabajo, Ïñigo. La calidad del aire es fundamental, y nos influye a todos por igual. Habría que hacer algo al respecto. Incluso parece ser que las hortalizas que crecen en las ciudades no son muy recomendables debido a la acumulación de tóxicos. Algo se nos ocurrirá a los yayos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.