El Arzobispado de Madrid deja en la calle a un grupo que atiende a personas con discapacidad

Por tercera vez en los últimos 10 años en el barrio de Hortaleza, un sacerdote llega a su nueva parroquia y expulsa a los grupos juveniles que venían trabajando. En este y un caso anterior se trata de un sacerdote ligado a la Unknown. En esta ocasión, además, el grupo realiza actividades que prestan una especial atención a las personas con discapacidad, actividades que no se podrán seguir realizando.
Después de 25 años educando en la fe a los jóvenes de la parroquia de Santa María de Parque, el pasado 14 de febrero la asesoría jurídica del Arzobispado de Madrid remitió un burofax a la persona responsable de este grupo indicándole que desde el día 1 de abril no podrían utilizar los locales parroquiales. Se da la circunstancia, además, que este grupo de jóvenes ha prestado desde sus comienzos una atención especial a las personas con discapacidad, de tal forma que a lo largo de los años han participado en sus grupos personas de este colectivo (rechazados, por desgracia todavía hoy, en muchos ámbitos), en actividades totalmente normalizadas.
Los problemas de este grupo, que inició su andadura en 1988 junto al primer párroco, comenzaron en el año 2009 con la llegada del actual párroco, una persona ligada al Camino Neocatecumenal, organización eclesial creada por el conocido Kiko Argüello. Con la llegada de este párroco, se produjo un sustancial cambio en el funcionamiento de la parroquia, ya que neutralizó, o directamente eliminó, todos los grupos que funcionaban en la parroquia. El único que siguió fue el de jóvenes, que mantuvo sus actividades a pesar del caso omiso a su trabajo, y las trabas y desplantes del párroco.
No es la primera vez que ocurre esto en el Arciprestazgo de San Matías, al que pertenece esta parroquia. En los últimos 10 años, sacerdotes recién llegados a las parroquias han expulsado a los grupos juveniles de las de San Martín de Porres y Jesús de Nazaret. En algún caso, incluso, los grupos y el Arzobispado se han visto las caras en los tribunales, con resultados favorables a los jóvenes.
A pesar de las dificultades, el Grupo de Jóvenes del Parque, que así se llama, no se resigna. Ha iniciado una campaña de difusión de este problema al que se enfrenta a través de las redes sociales (página web, facebook, twitter,…), y el pasado día 3 de marzo realizaron un acto simbólico a la salida de la celebración de la eucaristía dominical. En los próximos días, van a realizar más acciones de protesta e información

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.