Otra alimentación es posible

En la industria alimentaria pesan graves responsabilidades respecto a la degeneración progresiva de la alimentación humana. Es absurdo procesar cereales gastando dinero y trabajo para ello, eliminando las vitaminas y minerales esenciales para luego añadir vitaminas sintéticas para hacer el alimento algo más completo.

Todos los alimentos refinados nutren menos, engordan más, salen más caros y si no existieran ,comeríamos alimentos más baratos y con riqueza nutritiva, con lo que podríamos rebajar el consumo de carne y la forma aberrante de malgastar recursos, así como mantener a los animales en condiciones dignas.

Los productos de la agricultura intensiva, demasiado contaminados, una de las causas de la explosión de los cánceres y de la obesidad.

Nuestra alimentación debería conciliar salud y protección del entorno, a base de productos ecológicos y dando el primer lugar a los alimentos de origen vegetal, reduciendo la carne, el pescado y los productos lácteos.otra-alimentacion-es-posible

2 thoughts on “Otra alimentación es posible

  • 10 febrero, 2015 en 11:44
    Permalink

    Un tema fundamental, el de la alimentación, para nuestra salud y la del planeta. Animo a profundizar en ello. Como consumidores tenemos el poder y la responsabilidad de decidir qué consumimos y qué no. Un poco de organización nos ayudaría a ser socialmente eficaces y políticamente relevantes. No habrá cambio del modelo de producción si no va acompañado y díría que precedido por un cambio del modo de consumo

  • 12 febrero, 2015 en 19:01
    Permalink

    Nos hemos de atrever a preguntarnos e indagar como paso previo a la rebeldía y al compromiso:
    ¿Por qué los alimentos recorren miles de kilómetros del campo al plato? ¿Por qué en 100 años ha desaparecido el 75% de la diversidad agrícola? ¿Por qué hay hambre en un mundo donde se produce más comida que nunca? ¿Por qué somos “adictos” a la comida basura?.¿Cuáles son las causas de la hambruna, los mecanismos que permiten la especulación alimentaria, los vínculos entre pobreza y alimentación, la conexión entre agricultura industrial y cambio climático, la invisibilidad de las campesinas, el impacto de los transgénicos, las consecuencias de lo que comemos en nuestra salud, los motivos de una alimentación “enganchada” al consumo de carne, entre otros temas. Tenemos que ser capaces de destapar lo que no les interesa que veamos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.