Olímpica denuncia desde lo alto de una farola

no images were found

Un hombre valiente ha tenido que subir a una farola en la Puerta del Sol para  llamar la atención e informar a sus conciudadanos que lo único que traerán las olimpiadas es más especulación, más desahucios, más precariedad y peores servicios públicos. Y ha tenido necesidad de hacerlo, dado que los medios de comunicación, ya casi todos afines al régimen, se dedican a loar virtudes, ocultando desmanes, ocultando a los disidentes y criminalizando cualquier opinión o acción crítica.

Este país tiene cientos de prioridades antes que unas olimpiadas. Los políticos quieren el dinero para robar y empobrecernos a todos con mas deudas y enriquecerse ellos.

 

Juegos olímpicos mientras miles de estudiantes han visto recortadas sus becas, cientos de miles de enfermos tienen que esperar cada vez más tiempo para ser atendidos en la sanidad pública, miles de científicos despedidos; todo ello en nombre de una criminal austeridad que sin embargo parece no ser necesaria cuando hablamos de derrochar miles de millones de euros en fastos faraónicos para que los mismos de siempre: especuladores, constructores y banqueros vuelvan a retomar sus sucios negocios, esos mismos que nos han traído la terrible crisis que llevamos arrastrando y pagando a tocateja todos los sufridos ciudadanos de este sombrío país.

 

Lo que queremos es justicia y ver a los corruptos en la cárcel, por habernos robado la sanidad,,la educación, el dinero publico y nuestros derechos.

 

Las olimpiadas son un negocio, una coartada para seguir con el expolio destinando dinero a grandes infraestructuras que hará quien mayor soborno pague. E precio de estas infraestructuras será desorbitado, se gastarán 10 en una cosa que cueste 2 y al final 1 estará destinado a pagar los empleos precarios y los otros 9 irá a engrosar las ganancias de la empresa de turno.

Deja un comentario en: “Olímpica denuncia desde lo alto de una farola

  • 8 septiembre, 2013 en 12:41
    Permalink

    Afortunadamente los juegos (el negocio olímpico )se fué a oriente. EL gobierno no dá ni una, hizo creer a la parte menos preparada del pueblo español que teniamos en nuestra mano el triunfo olímpico. Pero en que mundo viven.
    Un país rescatado, corrupto hasta la médula y más que sospechoso en el asunto del dopaje (hasta tenemos una senadora implicada) y con una deuda externa que dá pavor, sin reconocer nada de nada y pagando menos sobornos a los miembros del COI que otras veces tiene la desfachatez de vendernos a los pobre españolitos que estamos sufriendo mentiras, ocultaciones y recortes sin cuento la burra olímpica que para lo único que hubiera servido es para enriquecer a los de siempre y hacer creer a la gente en una ilusión ficticia de país puntero en el deporte. Ahora lo que deberiamos reivindicar es el empleo de lo que pensaban gastarse en cosas más importantes para la ciudadania, como educación, sanidad, dependencia, ciencia, arte, etc….. etc…..

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *