#Dignidad21M

Las personas manifestantes procedentes de diferentes extremos de la Península,  expresaron su denuncia de que mientras la ciudadanía sufre todo tipo de precariedad, otros se lucran con la crisis.

Sigue habiendo millones de desempleados, miles de familias a las que el banco echa a la calle, cientos de jóvenes que se tienen que ir al extranjero. Por eso, las personas congregadas hemos recorrido las calles gritando: “Pan, trabajo y techo”; “No al pago de la deuda”; “Ni un recorte más; y “Fuera los Gobiernos de la Troika”. Unas consignas recogidas en un manifiesto que exige la salida del Ejecutivo de Rajoy porque ha aumentado la pobreza en el país. y el empleo que se crea es precario y, además, continúan los desahucios. Por eso siguen vigentes las mismas causas por la que se convocó la Marcha en 2014.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.