yay@flautas, Madrid

La web de l@s yay@flautas de Madrid

Yayoflautas de distintos puntos del Estado tomando fuerzas para ir con .
Escrito por yay@flautas Difusión En Mar - 26 - 2014

Manifiesto de rechazo a toda violencia

Por la continuidad, sin represión ni barbarie, del Movimiento Social Global de la Dignidad que se visualizó en las calles de Madrid el 22M. El movimiento yay@flauta rechaza toda violencia y también la violencia ejercida contra la policía.

El derecho de manifestación que se está convirtiendo en algo difícil, al no saber de quienes hemos de protegernos y a quienes hemos de pedir protección,  debería ser garantizado por quienes, sin embargo, disuaden de su libre ejercicio, infundiendo temor a altercados que parecen tengan previsto que ocurran, criminalizándolos de antemano , decretando leyes mordaza y creando  culpabilidad en la pacífica ciudadanía.

El Gobierno agrede al pueblo cada día con sus medidas económicas de ruina, enfermedad y muerte de la población y manda a continuación a los antidisturbios a disolver concentraciones de protesta autorizadas.

El movimiento yay@flauta rechaza toda violencia y también la violencia ejercida contra la policía; pero ahondemos más en este tema: el enemigo no está en la calle con una pancarta, el enemigo esta detrás del teléfono que les da las órdenes.

Porque si reflexionamos cuidadosamente, observamos los siguientes hechos (y si añadimos posibles móviles a nuestras pesquisas…que cada cual saque sus conclusiones):

  • Las manifestaciones 22M son un éxito sin precedentes de gente pacífica reclamando dignidad.
  • Cada vez hay menos pan (hecho), así que el gobierno debe pensar  que le conviene ofrecer más circo (móvil en nuestras pesquisas). El gobierno necesita su ración de violencia para desacreditar todos y asociar violencia a las marchas.
  • Se ordena a la policía que ataque para desencadenar la violencia (y…si! había violentos infiltrados, los hemos visto actuar)
  • Se desencadena la violencia y dejan un pequeño grupo policial (al que nadie socorre pese a pedir ayuda urgente) para grabar bien la violencia de 4 chiflados que deberían haber estado controlados y mostrarla al público  para desacreditar la manifestación.
  • Se agreede de forma generalizada a todo tipo de manifestantes pacíficos que estaban, incluso, sentados esperando autocares, y se arresta a quienes intentan mínimamente defenderse, en vez de limitarse a detener a los pocos violentos que es a los que deberían dedicarse a fondo.
  • Se presentan pruebas que luego son una “equivocación” o un intento de manipulación.
  • Arrestados los chavales, se incumple la declaración de derechos humanos, que habla muy claramente del trato que debe recibir una persona. Se tiene a los detenidos siete horas de cara a la pared sin darles ni agua y pegando a los que hablaban.

El movimiento yay@flauta, va a a seguir trabajando por la continuidad de este Movimiento Social Global de la Dignidad que se visualizó en las calles de Madrid, va a seguir apoyando todas las acciones y movilizaciones  y va a seguir tejiendo redes para unificar las luchas y confluir.

Y también, por otro lado, sería hora de empezar a hacer cosas diferentes para obtener resultados diferentes, así con implicación de corresponsabilidad ciudadana, más temprano que tarde podríamos llevar a los culpables de esta burda y absurda represión al banquilo, que es lo que se merecen.

20140322__MG_6419

Categorias: Denuncias, Varios
Deja un Comentario

19 Comentarios hasta el momento.

  1. maria dulce dice:

    Yayoflautas Madrid nació como un movimiento no sólo pacífico, sino pacifista. La sutil diferencia estriba en que el pacífico no ataca, y el pacifista no se defiende. No hay respuesta más contundente ante una agresión de las fuerzas del orden que sentarte en el suelo y quedarte mirando. Por lo tanto, está claro que condenamos todo tipo de violencia, tanto física como moral.
    La ciudadanía deberíamos empezar a pensar qué hacer con los grupos de violentos, que son cuatro locos que aprovechan que el Ebro pasa por Zaragoza para liarla parda y desvirtuar las marchas. Se pidió por todos los medios que los manifestantes no fuéramos encapuchados sino con la cara bien visible. Y me es indiferente que los encapuchados violentos sean infiltrados o exaltados de la derecha, su actuación me hace pensar más en la extrema derecha.

    • Yayo Santiago dice:

      Muy interesante el manifiesto y total sintonía con el mismo por mi parte.
      Hay que rechazar la violencia sobre los ciudadanos más pobres que se ven abocados a quedarse sin casa, sin ayudas,sin trabajo y sin dignidad.
      Hay que rechazar la violencia de los medios que manipulan la información, la violencia de los legisladores que degradan los derechos, anulan las libertades y criminalizan los movimientos sociales.
      Hay que rechazar la violencia en el ejercicio de la autoridad de quienes nos debían de proteger y con su prepotencia y arbitrariedad nos golpean indiscriminadamente.
      Podría estar escribiendo sobre violencias mucho más sutiles pero muchísimo más nocivas para el ciudadano, pero no quiero ser pesado.
      Finalizo llamando la atención sobre las clases de violencias. Hay violencias y violencias, claro. Por lo visto la violencia mala es la de quienes se rebelan de forma estentórea contra un despliegue policial en el que hay infiltrados que se aprovechan de la ira, de la cólera ante las injusticias, para hacer patente el enfrentamiento social que el poder quiere reprimir.
      No nos olvidemos que es violencia DISEÑAR UN DISPOSITIVO REPRESIVO DE 1750 AGENTES CON PORRA GASES Y PELOTAS PARA ¿CONTROLAR? UNA MANIFESTACION MASIVA Y PACÍFICA.
      Pero se cargan las tintas sobre quienes opinan que la rebeldía se ha de hacer patente mediante el enfrentamiento.
      Yo no voy a estar nunca de acuerdo con las algaradas donde el ciudadano es perdedor siempre, tanto por su indefensión ante maderos como armarios, con escudos, porras, gases, fusiles que disparan proyectiles rompiendo testículos o quitan ojos o causan traumas cerebrales, como por la campaña de criminalización posterior a las correspondientes magulladuras que todos los medios vomitan a la ciudadanía que ve el asunto desde su butaca en el salón. Nunca estaré a favor de violencia tan desigual, porque es el pueblo quien siempre pierde.
      Pero tampoco confundo no violencia con sumisión y sí opino que el pueblo tiene derecho a autodefenderse de la guerra que el estado actual le tiene declarada.
      Es por eso que quiero abrir el debate con yaya dulce sobre la afirmación de que no hay nada mas contundente que quedarse sentado mirando mientras te pegan y que eso es muy contundente…para no se sabe quién ni qué.
      Respecto a la posición de los yayoflautas, dice yaya dulce que no solamente somos pacíficos sino pacifistas, o sea que ni atacamos ni nos defendemos.
      No sé si es esto lo que piensan la mayoría de los yayos, sobre todo cuando en el ideario repartido a la ciudadanía, invitamos a luchar por conservar y mejorar los derechos y dejar un mundo mejor a las generaciones futuras.
      Respeto las opiniones pacificas y pacifistas de no atacar ni defenderse, pero la pluralidad de los yayos admite también posiciones más rebeldes, o por lo menos no tan sumisas.
      Espero que de la discusión y el debate surja un consenso que enriquezca y motive la pertenencia a un movimiento tan especial como el yayoflauta.
      Salud y república

  2. Lola dice:

    Las artimañas del Estado para criminalizar la movilización popular son repugnantes. Por ejemplo: Cifuentes sancionará a los organizadores de las ‘Marchas de la Dignidad’ del 22M http://ecodiario.eleconomista.es/. Los poderosos, han edificado el caos y el miedo para alimentarse de ellos. Una policía organizada y bien dirigida no tiene ningún problema en aislar a los violentos, en tanto que protege a la ciudadanía y su derecho a manifestarse. Si no ha sido así es porque no han querido.

  3. Yayotrankilo dice:

    Bueno, pero reconozco que este gobierno fascista y represor, muchísimas veces me hace ver las cosas de distinta manera, lo que si está claro es que tenemos que cambiar la forma y la estrategia de hacer las cosas, “cambiar el chip” que se dice ahora, por que después de tres años de lucha, seguimos sin conseguir pararles los pies a estos energúmenos liquidadores de todos los logros conseguidos en tantos años de lucha.
    Salud y República para tod@s.

  4. ovibustillogarcia dice:

    Excelentes reflexiónes que me gustaría completar con algún pensamiento más.
    Creo que la izquierda tenemos que ser también críticos y adecuar nuestros mensajes a lo que queremos. Atacar a un policía es tan fácil -y a mi juicio tan absurdo- que no podemos convertir en héroes a quienes les vendría mejor otro calificativo.

    Algo grave está pasando cuando no sabemos distinguir si los altercados son provocados por “nuestros” héroes, por los infiltrados, por la extrema derecha o una mezcla de todos. Para el gran público da igual, las imágenes, que la policía, el gobierno y la prensa aprovechan para difundir asocian: Estemistas – Violencia – Manifestación.

    Resultado: “Menos mal que no he ido” -Desmovilización. ¿Quien saca beneficio de esta violencia?:El Gobierno.

    Para un verdadero cambio necesitamos ser mayoría y el reto es movilizar a esa parte del 99% desmovilizados, nos sobran razones y a veces nos falta estrategia.

    Si las cosas siguen así, en la práctica estará desaconsejado que acudan a las manifestaciones niños, mayores, mujeres, discapacitados, etc.

    Llevamos años ya hablando de horizontalidad y de hacer política más desde la base que desde las alturas de las cúpulas de los partidos.
    ¿Alguien a estas altura puede creer que estos “héroes” son la vanguardia de nuestra lucha?
    ¿Serán luego los guardianes de la revolución?

    Cierto que no es nuestra función controlar a los “incontrolados”, pero sí creo necesario dejar claro que no son bienvenidos en nuestra lucha, que están en su derecho de luchar por los medios que crean oportunos, pero que también nosotros tenemos el derecho de luchar a nuestra manera sin que se interfieran en nuestro camino, sean revolucionarios, infiltrados o fascistas a sueldo.

    Para finalizar, que no nos distraigan estos episodios de violencia menores, nuestros mayores esfuerzos deben estar en desenmascarar, denunciar y combatir la violencia estructural en sus diversas formas, del gobierno y los distintos poderes fácticos, que nos arrastran a los ciudadanos a la precariedad, la miseria y el hambre

  5. Norma Fatur dice:

    Estoy de acuerdo, hay que desenmascararlos, la violencia no le hace bien a nadie, yo creo que debe ser un método que utiliza el gobierno para desgastar y bajar los ánimos de los manifestantes, es decir del pueblo.

  6. Lola dice:

    Sería saludable que se crease una conciencia de pacifismo pero que, al mismo tiempo, rechace con toda firmeza y energía todo tipo de agresión a las personas, respondiendo siempre ante las agresiones de forma pacífica pero con decisión y firmeza de forma inamovible…y desobedeciendo todo tipo de medidas ilegítimas.
    También hay que tener en cuenta que la reacción de cualquiera de nosotros ante una agresión que pone en marcha el instinto de defensa y supervivencia no siempre sería controlable y predecible.

  7. Yayo Santiago dice:

    Estimada yaya Lola:
    ¿Cómo se concreta el rechazo a la agresión con espíritu pacifista? ¿quizás sentándose en el suelo y mirar como se realiza la agresión?
    ¿Cómo se responde, según tu punto de vista, con decisión y firmeza ante esas agresiones?
    La desobediencia civil es ya quasi delito y por tanto digna de agresión: multa o porrazo… ¿nos sentamos y miramos?. Es interesante la respuesta y mejor el debate.
    Un cariñoso saludo

    • Lola dice:

      Me encantan las respuestas de la PAH defendiendo a quienes han arrojado a la cuneta, también las de 15MpaRato, sentando al banquillo a poderosos…otras respuestas eficaces, involucrarse en la política, dejar de comprar como compramos, trabajar el nuevo modelo de sociedad que queremos. Para eso no necesitamos al gobierno, solo a nosotros mismos. Empecemos a engancharnos a las alternativas al modelo, grupos de consumo, cooperativas de crédito y de energía en los que todos podemos participar.
      Pero, por supuesto, Santiago que es un derecho la legítima defensa y que nadie puede pedir a otro el control de una reacción instintiva y protectora de la vida.

  8. CHARO dice:

    Siempre he pensado que no existe una imagen tan impactante como la de un policía sacudiendo a un ciudadano indefenso. Nosotros somos mejores que ellos, en un contexto revolucionario que no es el caso, todo vale, pero en el momento actual nuestra dignidad está por encima de sus artimañas para desacreditarnos.
    No entremos a su trapo que es viejísimo, somos ciudadanos DIGNOS y no mercenarios como ellos, defendamos nuestros DERECHOS como CIUDADANOS a los que se nos está machacando y demostremos con nuestra actitud donde está el verdadero problema.

  9. Joaquín dice:

    Totalmente de acuerdo con el texto. Buenas reflexiones. Me sumo como yay@flauta a este manifiesto. Un abrazo muy grande para todos.

  10. Lola dice:

    Hoy la prensa refleja dónde se ubica la mayor violencia: La pobreza energética causa 7.000 muertes en invierno en España…y Los niños españoles, los más pobres de los europeos, tras Rumanía.
    Esto es matar!!!

    Y viven sin notar la crisis los responsables de la modificación del artículo de la Constitución (Zapatero y Rajoy, con el apoyo de CIU), que obliga a pagar antes los intereses de los bancos europeos a proteger a nuestros niños,

    Y antes de proteger a nuestros niños, desvían dinero a la institución más rica, la iglesia católica que sigue multiplicando geoméyricamente sus ingresos y abusando de los niños.

    ¡Alta traición al Pueblo Español!.

  11. maria dulce dice:

    Curioso debate, tienes razón, Santiago. Nada más lejos de una actitud pacifista que la resignación y la falta de reacción. Y una actitud pacifista no viene dada porque el enemigo esté armado hasta los dientes y no se tenga posibilidad de hacer otra cosa. El no atacar a un Goliat armado hasta los dientes no te lo da sólo el pacifismo, sino el sentido común.
    Tampoco se debe relacionar la cobardía con el pacifismo, cosa que es muy frecuente. En aquellos tiempos en que todos hablábamos de corrido y la represión policial era bestial, que no te perseguían con la porra sino que te lleveban a los bajos de Gobernación y salías como salías, muchas personas empezaron su lucha de forma pacífista. Sabían que iban a acabar en la puerta del Sol, pero a la sombra. Y se consiguieron muchas cosas, aunque costó caro.
    Por ejemplo, en vida del General Franco, que tenía a los militares y a la Iglesia comiendo de su mano, se inició el movimiento de Objeción de Conciencia al servicio militar obligatorio, y se consiguió. Costó palos y carcel, pero se consiguió.
    Hubo una anecdota que a mi me ha hecho siempre mucha gracia. Un grupo de activistas pacifistas se encadena en la plaza del Obradoiro en Santiago de Compostela. Para evitar la rendición por miedo, el portador de la llave del candado sale hacia Madrid. Llegan los “grises” y se encuentran a un grupo de muchachos encadenados y con pancartas que esperan tranquilamente. Palos para que les den las llaves, nada que hacer que las llaves no están. Cerrajeros para romper las cadenas. Y resistencia pasiva cuando se los querían llevar, no de muy buenos modos, a las furgonetas. Sabían que iban a ir detenidos a las cárceles franquistas, pero relajaban los músculos de manera que para mover a uno necesitaban cuatro policias.
    ¿Cobardes? No se defendieron, no atacaron. Gracias a esa panda de muchachos que se vieron en muchas como esta, las generaciones siguientes, y aun ahora, no realizaron el servicio militar obligatorio. ¿Quién puede decir que eso no sirvió para nada?
    No fué una multa por parte de la policia, ni una noche detenidos. Han sido muchos meses de carcel en los castillos militares hasta que llegó el indulto. Con apoyo internacional a veces, pero en la carcel los muchachos. Una francesa experta en García Lorca, Ernesto se acordará de su nombre que yo ya no me acuerdo de lo que cené ayer, viajaba frecuentemente desde Francia para apoyarles. Esta mujer tenía una parálisis global que la impedía moverse, pero viajaba sola con su silla de ruedas ayudada por los demás viajeros que venían en el tren a Barcelona. ¿Cobarde?
    Hoy, como hay de todo como en botica, hay grupos de pacifistas que te enseñan tácticas de resistencia pasiva y de no agresión en la “lucha”, tácticas de autocontrol etc. Los compañeros de 15M sacaron un video explicativo que estaba muy bien, muy práctico.
    Es comparable esto al “si me dan, doy”? Es de gente muy valiente arroparse en las masas para realizar una agresión anónima? Para pensar

  12. Yayo Santiago dice:

    Muy ilustrativa la intervención de yaya Dulce.
    Antes de dar respuesta quiero hacer una puntualización: la palabra “cobardía”, ni ha sido nombrada por mí, ni tampoco ha sido por mí, relacionada con el pacifismo.
    El debate viene por lo escrito anteriormente en el que se dice que los yayos somos, además de pacíficos, pacifistas o sea que ni atacamos ni nos defendemos.
    Nadie va a negar que los objetores de conciencia se movilizaron para no hacer la mili de forma obligatoria, hasta el punto que algún partido político incluyó ese punto en su programa.
    Nade puede negar tampoco que los problemas de hoy son más graves, y además más extensos y más antidemocráticos. Afectan a mucha más gente y, socialmente son mucho más graves.
    Proporcionalmente, la represión también es distinta, puesto que el terrorismo de estado es ahora más “democrático” y económico.
    Es, por tanto, imprescindible reconocer que la protesta es también distinta. La violencia que se hace contra la población hace que ésta se encuentre en fase de ira reivindicativa, fase que es aprovechada por el poder para hacerla saltar y que se hable de las consecuencias de esa ira en vez de hacerlo de las protestas de la gente. Es algo tan evidente que hasta los mismos afectados se alarman por los estallidos de una violencia controlada y generada de forma muy profesional.
    El ejemplo de los encadenados que ni se defendieron ni atacaron creo que no sirve para estos tiempos. El cinismo de la clase en el poder, que además ha sido democráticamente elegida, es de tan alto nivel que hace incluso parecer ridículo cualquier elemento de defensa pasiva.
    Solamente atienden al ejemplo de Gamonal y situaciones similares. Allí mismo se dijo que estaban los de eta haciendo labores violentas.
    Pienso que un objetivo de la lucha social es que los poderes lleguen a reconocer que la violencia generada en manifestaciones no es de los “violentos” provocados por policías infiltrados profesionales y expertos en el manejo de los sentimientos de la masa, sino la muestra de la cólera y del hartazgo de la gente que protesta.
    Hasta ahora todos los intentos de esta gentuza son los de desvirtuar la protesta, satanizando primero a los llamados violentos.
    Después van a satanizar a los que se manifiestan, después a enfrentarlos con la gente sumisa…
    todo menos reconocer al pueblo el derecho a rebelarse de forma activa contra quienes le declaran la guerra formal, pura y dura.
    Ha llegado el momento, creo, de dar los pasos necesarios para que el cambio naciente se ponga en marcha. Y estoy convencido que con la pasividad ese cambio se ralentiza lo suficientemente como para que el poder se siga protegiendo a costa de la represión que todo estado policial acostumbra cuando el pueblo sufre injusticia.
    Un saludo

  13. CHARO dice:

    Si seguimos así me dá la impresión de que algunos van a formar un yayocomando, seamos sensatos estamos en un momento delicado y de cambio aunque no seamos todavía capaces de percibirlo, ya sabemos que nos satanizan, etc… etc…. pero NO SOMOS PASIVOS y estamos dándo
    los pasos necesarios desde mi punto de vista para empujar y que el futuro pinte mejor, tenemos que ser sensatos, cobardes nunca,activos siempre y cuando la REVOLUCION empiece si es que se dá ese supuesto ya hablaremos de otras alternativas.

  14. yayovi dice:

    Dentro de poco hará dos años que nacimos yayoflautas de Madrid. En nuestra declaración de intenciones decíamos entre otras cosas: “Desde la madurez, queremos contribuir a la construcción de un mundo mejor, denunciando las injusticias por métodos no violentos, respetando la verdad y la dignidad de toda persona”.

    Sigo reafirmándome en ello palabra a palabra.

  15. maria dulce dice:

    Interesantísimo debate. Coincido con Ovidio en que desde su fundación los yayoflautas somos un movimiento no violento y que, por lo tanto, condenamos todo tipo de violencia en cualquier circunstancia, sean cuales sean los factores externos. Este tiempo no es peor ni mejor que cualquier otro, no me considero protagonista de una sociedad única en la historia. Cierto que la filosofía de la no violencia ya se ha usado en otros tiempos, pero el de la violencia es aún más antiguo. Mira como se las gastaban los visigodos y mira para qué les valió.
    Los yayoflautas son lo que son. Hay otros tipos de lucha pero nunca han sido la opción de los yayoflautas desde su inicio, y eso me lo sé yo muy bien.
    No sé a lo que te refieres con pasividad.
    Charo, muy bueno lo de los yayocomandos. Pero no se puede dar el caso. Es como si queremos entrar a cenar en Horcher con chandal y zapatillas:no se puede