Huelga de la Enseñanza contra la ley Wert (EL Público: 24/10/13)

Noticia del periódico digital EL PÚBLICO recogida por Ramón González donde se entrevista a dos Yay@flautas:

«La comunidad educativa vuelve a hacer historia este jueves, como ya ocurrió el pasado 9 de mayo, con un paro convocado por padres, alumnos y profesores. Diez millones de alumnos y 800.000 profesores están llamados ala huelga contra los recortes en el sector impuestos por el departamento que dirige José Ignacio Wert y la reforma que supone la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa(Lomce).

Pa_Ramón_01

11.07: En el instituto Villa de Vallecas de Madrid han hecho huelga 62 de 72 profesores y han acudido a clase menos de 20 alumnos de un total de 800. Agustín Moreno, profesor de Historia del centro, denuncia: “La ley no tiene fundamentos pedagógicos, es separadora y no ofrece igualdad de aprendizaje. Tiene un carácter privatizador, lo que hará que se vacíen las aulas y se abran espacios al sector privado. El ministerio considera la educación un gasto en lugar de una inversión de futuro. Quieren transmitirnos el mensaje de que hemos estudiado por encima de nuestras posibilidades“. ¿Qué le diría a Wert? “Esa pasión que ha puesto en hacer de villano liquidador de la cultura, la investigación y la educación pública; podría haberla dedicado a mejores causas que a la fiesta de los toros”, informa Miriam Arnedo.

11.35: Ana Guerreiro presidenta de la Ampa del CEIP Santa María de Lavapiés, asegura que no está en huelga sólo por la educación pública: “Lo que se está cambiando es un modelo social. El Gobierno camina hacia un modelo social en el que los que pueden pagar tendrán acceso a la sanidad y a la educación y los que no, no”. “Quieren imitar el modelo americano, pero como nosotros somos del sur, será sudamericano. Será un mundo en el que los ricos lo tendrán todo, pero no podrán salir a la calle porque allí estarán los hambrientos marginados esperándoles”, concluye desde el mercado de la Cebada. En su colegio, denuncia Guerreiro, este curso hay dos profesores menos y el comedor está en riesgo de cierre porque “sin becas no hay alumnos que lo usen”.

Pa_Ramón_0211.45: En la plaza de la Cebada, mientras los niños juegan bajo la atenta mirada de sus madres, los yayoflautas de Madrid recuerdan sus luchas pasadas. “Ahora hemos descubierto que no valía con luchar en nuestra época porque las cosas están yendo de mal en peor”, denuncia Ramón González, de 73 años y abuelo de tres niñas de 5, 6 y 9 años. Pero no está apoyando la huelga sólo por ellas. “Los yayoflautas defendemos los aspectos básicos de la vida: sanidad y educación y también vivienda digna contra los desahucios”. A su lado, Joaquín Jiménez, profesor jubilado de 60 años que trabajó 20 de ellos en la pública y otros 10 en la concertada, defiende su profesión: “Intentan desprestigiarnos cuando nos hemos ganado el puesto a pulso y hemos echado horas y horas que no cobrábamos para garantizar la equidad en las aulas”. “Yo he llegado a poner dinero de mi bolsillo para dar de comer a algún alumno que lo necesitaba. Y lo mismo con folios, bolígrafos y libros”, recuerda con vocación.»

2 thoughts on “Huelga de la Enseñanza contra la ley Wert (EL Público: 24/10/13)

  • 3 noviembre, 2013 en 22:28
    Permalink

    Ya di por fin con las fotos Joaquim y me han gustado mucho, le has puesto cariño y equidad al tema. Me ha recordado y me he identificado totalmente con las aportaciones necesarias que teníamos que hacer: Material, comida..En mi escuela al final optamos por poner el desayuno, garantizábamos una alimentación equilibrada en parte: fuera bollería y la apreciación y el deseo por el consumo de las frutas, que solía llamar la atención, generó que se pelearan más por comer peras, manzanas..que chuches. De hecho hacíamos las fiestas de la fruta según las estaciones. de nuevo, gracias por tu bonito reportaje, y es cierto ¡¡eres muy bueno haciendo fotos!! 😉

  • 6 noviembre, 2013 en 09:06
    Permalink

    Dar comida y esperanza:

    La Solidaridad siempre fue un valor característico de la clase trabajadora, y ahora no debemos dejar a nadie en el camino, en las manos del asistencialismo más rancio. Este régimen ya no nos garantiza si quiera los derechos humanos más básicos, así que tendríamos que construir, entre todas y todos, una Red de Solidaridad en cada barrio de apoyo mutuo que resuelva problemas de forma colectiva, construyendo poder popular.

    Para superar situaciones de emergencia social tendríamos que gestionar despensas solidarias, ayudas para libros y comidas de los escolares más necesitados, bancos del tiempo, cooperativas de autoempleo, proyectos de soberanía alimentaria, servicios jurídicos para apoyar a activistas represaliados, asistencia sanitaria, guarderías, cajas de resistencia, actividades de ocio para jóvenes en situación de exclusión y todas aquellas otras iniciativas que se consideren necesarias para afrontar los problemas sociales del territorio en el que estemos actuando.
    Las iniciativas solidarias así en ningún momento revestirían carácter benéfico, ni caritativo y seríann puestas en marcha conjuntamente con las personas afectadas por las consecuencias de la crisis, partiendo de sus propias demandas y necesidades e implicándolas activamente en su diseño, gestión y organización.
    Estas iniciativas solidaria serían un proceso de aprendizaje que, a través de la implicación directa de sus destinatarios, les dotaría de habilidades y conocimientos para su auto-organización y empoderamiento social y político.
    Toda iniciativa debería tender a ser autosostenible y autogestionada por las personas y movimientos sociales implicados. Debe ser un proceso organizativo a la vez que de toma de conciencia de las causas de la crisis, de quiénes son sus culpables y de cuáles son las alternativas para cambiar el sistema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.