Comunicado de la Comisión Legal Sol en respuesta a las últimas declaraciones del ministro del Interior

1341233843

Si nos tuviéramos que dar por aludid@s… Comunicado de la Comisión Legal Sol en respuesta a las últimas declaraciones del ministro del Interior

Jorge Fernández Díaz, ministro del Interior, agradeció en la tarde de ayer ”que algunos colectivos, ante la radicalidad y el sin sentido, se hayan desmarcado públicamente” de la manifestación convocada para el jueves 25 de abril1. Hemos valorado detenidamente la posibilidad de ignorar estas declaraciones, con las que no nos damos por aludid@s. Sin embargo, sus palabras generan, obviamente, el absurdo dilema entre contestar a una indisimulada  provocación o profundizar con el silencio en el intento estigmatizante promovido únicamente por sus propios agentes y por el propio titular del ministerio. Finalmente, en la medida en que el nuestro ha sido el único comunicado publicado al respecto, y ante la insistencia de algunos medios por vincularnos a sus declaraciones, consideramos oportuno recordarle algunas cuestiones al señor ministro.

Si nos tuviéramos que dar por aludid@s, señor ministro, quisiéramos dejarle claro que no aceptamos su intento gratuito de utilizar nuestras palabras en relación con esta manifestación para dividir a quienes llevamos cerca de tres años protestando en la calle. Hace dos semanas emitimos, por responsabilidad con quienes se juegan el tipo cotidianamente en la calle protestando contra su gobierno, una aclaración técnica, con un fundamento metodológico, destinada a evitar una confusión que comprometiera el derecho a la defensa de las personas que puedan resultar detenidas en una convocatoria que ya cuenta, por otra parte, con su propia cobertura jurídica. Le recordamos igualmente que nuestro comunicado nos representa a nosotros, y no a la totalidad de la diversa realidad del denominado movimiento 15M, como se ha querido hacer entender de manera interesada. Con su intencionada alusión a la “radicalidad” -etimológicamente, “acudir a la raíz” de un problema- como pretendido fundamento de nuestra decisión, no hace sino desvelar que eso es precisamente lo que no hace su gobierno cuando intenta ocultar su nefasta gestión de la crisis -de la que ustedes son responsables- criminalizando a la protesta social.

No aceptamos, por tanto, su agradecimiento, que no es más que una nueva vuelta de tuerca en una estrategia de largo recorrido para generar fisuras internas entre quienes les cuestionan. Tampoco lo aceptamos en la medida en la que proviene de quien es el último responsable de las brutales cargas de sus Unidades de Intervención Policial, que abrieron las portadas de la prensa internacional un día después del 25S, así como de las órdenes que han motivado centenares de denuncias por lesiones, archivadas precisamente porque usted no hace cumplir a sus agentes la instrucción que les obliga a ir debidamente identificados. Cuando hace alusión a que “la  Policía va a hacer cumplir la ley con la profesionalidad a la que nos tienen acostumbrados las Unidades de Intervención”, no podemos sino recordarle que son, desde el 15 de mayo de 2011 hasta el día de hoy, 331 las personas detenidas y 962 las sancionadas sólo en la ciudad de Madrid las que pueden dar cuenta de la “profesionalidad” de sus agentes. Con semejante saldo represivo por parte de un gobierno que gestiona la crisis enjuiciando y sancionando a sus ciudadanos cuando protestan, bien haría con mostrar algún interés por garantizar que las intervenciones de sus UIP fueran proporcionadas y ajustadas a Derecho. No nos utilice para desviar la atención de quienes han dado sobradas muestras de violencia desproporcionada en la calle, ni para justificarla.

Al hilo de sus declaraciones, nos vemos en la obligación de recordarle, por aquello de que el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento y ante su persistente intento por contener la protesta ciudadana, que una manifestación “no comunicada” no es una manifestación “ilegal”, y en consecuencia ésto jamás puede ser motivo para disolverla  Su intención de delimitar en las mismas a los manifestantes “buenos” y a los “malos” exige, como mínimo y más a un ministro de Interior, una lectura rigurosa de la LO 9/1983 reguladora del Derecho de Reunión, recogido, esperamos que lo recuerde, como derecho fundamental en la Carta Magna. Del mismo modo, nos permitirá un último matiz a sus palabras de ayer, recordándole que, nuevamente según la Constitución, la soberanía no reside “en el Congreso”, sino en el pueblo, tal y como recoge su artículo 1.2;  por otra parte, han sido ustedes quienes más insistentemente han demostrado, con el secuestro de esa institución que tan profusamente invoca, que es en la calle donde se encuentran los ejercicios de legitimidad cotidiana por los que habla la voz de aquellos a quienes dicen representar.

Nos despedimos señalándole que quienes visibilizamos en la calle el “malestar social derivado de la crisis económica”, con el que tan identificado parece, agradeceríamos al Ministerio del Interior tanta diligencia para investigar a los responsables de la misma como el que despliega para intentar silenciar la indignación que generan y, de paso, probar a dividirnos con sus afirmaciones (aunque ya le advertimos de que no lo conseguirá). El día en que 1400 antidisturbios sean destinados a esclarecer quiénes han arrastrado a la ciudadanía a semejante situación, a perseguir a un corrupto, a un banquero, a un tesorero; el día que sus agentes cumplan por fin el artículo 11 de su propia Ley Orgánica (“Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado tienen como misión proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades”), no les agradeceremos que hagan correctamente su trabajo, pero tal vez tengamos, sólo tal vez, un motivo menos para salir a la calle.

Comisión Legal Sol

7 thoughts on “Comunicado de la Comisión Legal Sol en respuesta a las últimas declaraciones del ministro del Interior

  • 24 abril, 2013 en 23:52
    Permalink

    Todo muy bien, muy justificado, pero el daño está hecho.
    Hay movimientos ciudadanos que han encontrado en las palabras del tal ministro y en las de legal sol la justificación para quedarse en casita haciendo la revolución en el salón.
    Eso de creerse que el compromiso político acaba cuando dicen que no hay cobertura legal en una manifestación y que por tanto no hay que asistir es un error que tal y como va pajeando el tema, le va a costar caro a la ciudadanía.
    !Animo! el grito del pueblo ha de oírse cada día más estentóreo y más vibrante, más luchador.
    Los yayoflautas de Madrid repetiremos como la primera vez que lo hicimos, asistiendo a la manifestación de mañana. Tal como estuvimos entonces estaremos ahora

    Responder
  • 25 abril, 2013 en 14:34
    Permalink

    Asi es, hago mias las palabras del yayo Santiago. No llevo una contabilidad de las manifestaciones que he asistido a lo largo de mi vida, pero los que me conocen bien, saben que son unas cuantas y jamas acudí a ninguna de ellas con “cobertura legal” No entiendo muy bien eso de que “si no hay cobertura , no hay que ir”, aunque cada uno es libre de hacer lo que desee, lo que no me parece correcto es decirle a la gente que no vayan por que no hay la dichosa cobertura. Combañeros es momento de “mojarse el culo” y de dejarse de tibiezas ¡¡JUNTOS PODEMOS!!

    Responder
  • 25 abril, 2013 en 15:51
    Permalink

    A mi me da lo mismo, personalmente, que haya o no cobertura legal, porque cuando hemos sido denunciados, para bien o para mal, hemos tirado para delante y no nos hemos quedado en casa. Siempre he dicho que si la policia me identificaba en determinados sitios, era para mi un orgullo y nunca me he tratado de escabullir ni me he puesto en segunda fila de nada.
    En el mes de julio estuvimos en una reunión “clandestina” del 25s en la que se nos pidió apoyo para dar lo que se calificó como “un golpe de estado civil”, muy cogido por los pelos, además. Yo les pregunté que si no eran camuflados del gobierno para justificar una represión policial en toda regla. 15M, vamos, gente de 15M que andaban por allí opinaron lo mismo. “Una asamblea constituyente”. Y yo pregunté que cómo nos ibamos a repartir los ministerios, así como un poco en plan de chufla. Pero lo que me hizo levantarme de esa reunión y no volver a sentarme en nada relacionado con 25s fue que “eramos pacíficos pero no pacifistas”. Mira tu, si nos dan, nos defendemos. Claro, si das sin que te den, lo que eres es un psicópata. Se cambió el nombre de “toma el congreso” y se puso el de “rodea el congreso”.Ocho meses después, ya vamos por el “asedia el congreso” y los convocantes, según su propaganda, son pacíficos pero no pacifistas.
    No me he pasado la vida en grupos de no-violencia para que ahora venga nadie a hacerme comulgar, ni con ruedas de molino, ni con nada.
    Tiene razón Santiago al decir que el grito del pueblo tiene que escucharse alto y claro. Pero no debemos consentir que el grito del pueblo se convierta en un rebuzno porque a alguien le venga bien.

    Responder
  • 25 abril, 2013 en 17:45
    Permalink

    Creo y comparto escraches de LA_PAH, procesos constituyentes, @MareaCiudadana o @Coordinadora25S.. y pienso que aunque no se comparta asediaelcongreso, asedia no es asalta y no se puede predecir una violencia que no han declarado. Personalmente no pienso criticar a los que luchen diferente a mi…cuando la violencia está en los seis millones de parados…etc.
    El gobierno quiere que algún infiltrado queme un contenedor cerca del congreso para poder hablar ya sin reparos, de más recortes mañana.

    Responder
  • 26 abril, 2013 en 00:28
    Permalink

    Yo a veces me hago un lio, debe ser cosa de la edad. ¿Pacifista quiere decir que: bien venido sea lo que me caiga encima sin intentar defenderme? ¿que si me dan con una porra en la cabeza y yo puedo darle despues una patada en las pelotas al makarra madelman de turno, no debo hacerlo? Si ser pacifista es eso, mucho me temo que yo no lo soy.

    Responder
  • 26 abril, 2013 en 06:56
    Permalink

    Pues si, Tranki, eso es ser pacifista. Ante las agresiones, resistencia pasiva, que terminan necesitando cuatro personas para levantarte del suelo. Eso es ser pacifista

    Responder
  • 27 abril, 2013 en 13:15
    Permalink

    Efectivamente, yo ni en mi más tierna infancia pegaria a nadie y menos a esos ” chicos “, tan bien equipados de ahora, vamos que se me quedaría la pierna echa unos zorros y ya soy muy mayor para eso. Si me pegan, me aguanto y los averguenzo con educación, lamo mis heridas, sigo en la lucha y demuestro una vez más que los bestias, intransigentes y matones son ellos. Yo siempre seré una ciudadana pacífica que se rebelará contra la injusticia, Gandhi es mi ejemplo.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *